Abrazos de mis Maestr@s Emocionales

Abrazos de mis Maestr@s Emocionales 2017-08-30T16:18:16+00:00


Bienvenidos al espacio más especial y maravilloso
en el que se han instalado 
como en su día lo hicieron en mi corazón, 
mis MAESTROS EMOCIONALES. 


Cada vez que os leo me palpitan los ojos 
y la garganta se desborda de tanta gratitud
ante todas las cosas preciosas que me escribís.


Ha sido un verdadero privilegio y regalo
acompañaros en ese trecho
en el que el camino, 
se quedó oscuro
y el dolor se incrustó en las cotillas.


El mejor presente, 
caminar con vosotros 
desnudando los miedos
y tras abrazarlos
contemplar el alba
de ese nuevo día 
lleno de calma y sabiduría
de olor a vida y tierra mojada
en el que de nuevo
todo vuelve a ser posible.


Gracias, gracias, gracias.

Unas pocas palabras para un gran trabajo, el que hace Tania Evans. Llegué a ti porque el universo lo quiso, de Elche a Barcelona, de Barcelona Sonia Cervantes me devuelve a ti, estabas tan cerca…y sin saber por qué, me vi llamándote. Hay muchas formas de trabajo, distintas maneras de ganarse la vida, la tuya, no es ni lo uno ni lo otro, al menos yo lo veo así. tu trabajo es tu chispa, tu forma de hacer es desde la cercanía, desde la conexión con la persona, y tu manera es la única que yo concibo de un psicólogo, la de acompañar, un acompañamiento humano que te hace sentir que es el momento de crecer. Cuando una persona como yo, busca la ayuda de un terapeuta, psicólogo, que ha dado muchas vueltas y no logra dar con la tecla, espera poco de esa primera cita. Pero entonces ocurre, ese primer contacto visual me hizo saber que había llegado el momento y la persona. Como en algún momento te dije, tienes la “magia” o el “don” de despertar a quien duerme, de hacer sentir a quien no siente, de tocar esa tecla o accionar esa llave, que abre el nuevo camino. En mí accionaste la llave, ha habido un antes y un después en mi vida, un punto de inflexión que ha separado la oscuridad de la luz. Es curioso el alcance de tus sesiones, porque los movimientos, los resultados, no se dan únicamente en esa sesión, en ese momento, sino que poco a poco van moviéndose cosas, vas descubriendo sensaciones y emociones, vas poniendo nombre y dando sentido a cosas y hechos que no entendías. Tania toca la tecla o gira la llave, y esa tecla o esa llave inician su labor. Aunque he de decir una cosa en este sentido, has de estar preparado para el cambio, has de querer trabajar y avanzar, no has de tener miedo y sí voluntad para lo que a partir de ahí se pueda iniciar. Te Agradezco cada momento dedicado, por ello te tengo en un hueco especial en mi corazón, el de las Mujeres Montaña. He conocido pocas en mi vida, pero en tí reconozco una. Una Mujer Montaña es aquella de gran fortaleza en apariencia, majestuosa en esencia, y que acepta y ama sus debilidades y sus errores porque sabe que de ellos aprende y crece. Es aquella que dá vida y a la vez en ella se dá la muerte. Mujer que ama intensamente todo lo que la madre tierra le ofrece y castiga con firmeza aquello que la lastima o la debilita gratuitamente. Esa montaña que cuando la sacude un terremoto y la hace pedazos, sobre esas mismas rocas es capaz de renacer, con más fuerza, con más sabiduría. Sabe creer y crecer. Ante nada se detiene porque no tiene miedo, y si existe algo que sí le asusta, a por ello va primero. Inamovible en sus cimientos y en sus creencias primarias, pero flexible y cambiante en todo lo que acontece en su exterior. Si admiras a alguna mujer, seguramente será una Mujer Montaña.

María Ángeles, Maestra emocional

Para mi el primer contacto con cualquier profesional es primordial, con Tania fue por telefono y cuando colgue ya sabia que me iba a ayudar. A partir de esa conversación fue fenomenal porque es una profesional que se interesa mucho por lo que esta haciendo, que este bien hecho, se nota que le gusta lo que hace, esta atenta a absolutamente todo lo que vas hablando y tomando nota para luego preguntarte sobre lo  que has dicho y darte otro punto de vista. Te enseña a ver las cosas de otra manera. Yo estoy muy contento de haberla conocido y seguiré asistiendo a sus consultas para seguir mejorando como persona. Por supuesto la recomendare a cualquiera que lo necesite. GRACIAS POR TODO.

Raúl C. F., Maestro emocional
Un muy buen amigo me recomendó a Tania y no le puedo estar más agradecida. Desde que me puse en contacto con ella por primera vez ya noté una preocupación que no noté con los demás con los que hablé. Me transmitió seguridad, confianza y sobretodo esa sensación tan maravillosa de notar que se interesan por ti. Lo que más me impulsó a verla fue notar que de verdad le interesaba lo que le contaba y que de verdad quería ayudarme con todo su corazón. Eso me demuestra no sólo que es una gran profesional, sino que es una gran persona, alguien que siempre quieres tener cerca y no quieres perder. Me ayudó muchísimo a mejorar y a ver la vida y los problemas desde otra perspectiva, por eso, cuando tengo algún problema que no sé cómo solucionar, siempre pienso en ir a verla, porque es una guía excepcional.
Muchas gracias Tania por ayudarme, por estar ahí, por poner todo de tu parte para facilitar las cosas, por tu preocupación y tu implicación. Me has ayudado y me has enseñado muchas cosas en muy poco tiempo, y las que me quedan por aprender! Pero sé que si te tengo cerquita, todo irá bien y será más fácil. Mil gracias por ser como eres, maravillosa.
Alicia Guzmán Repollés, Maestra emocional

Gran profesional, excelente mujer y aún mejor persona.  Hace un tiempo pregunté a amigos y conocidos que me recomendaran un psicólogo, entre ellos estaba Tania Evans. Es una persona que desde la primera cruzada de miradas te inspira confianza, tranquilidad, te abre sus oídos y aún más importante te entrega su corazón. Confía en ti desde el minuto uno, cuando tú no lo haces. Agradecerte la constancia, perseverancia y todo lo que ya has hecho y sigues haciendo conmigo en este momento difícil de mi vida. Como le dije a ella en la última sesión: “Si algún día tengo que repetir la experiencia con un psicólogo, volvería a hacerlo pero con ella. No voy al psicólogo “común, voy a la consulta de Tania Evans. ¡Muchas gracias por todo!

Ana Maria G., Maestra emocional

Cuando sientes que todo tu mundo se ha roto, ahí está Tania. Como si fuera un amor incondicional que sabes que no te soltará la mano hasta que puedas caminar por ti misma. Te quiere, acuna tu alma y cose contigo todos tus pedazos. Entre el manual de psicología y la terapia está ella, más humana y con una luz especial capaz de hacerte encontrar el camino. Después del hundimiento solo queda nadar hacia arriba, pero contigo todo ha sido más fácil. Gracias.

Natalia, Maestra emocional

Hace poco me encontré con un duelo en mi vida, tenia claro lo que quería pero no podía dar el paso. Estaba completamente bloqueada. Entonces conocí a Tania , que me transmitió paz, tranquilidad, confianza, serenidad y mucha alegría. Me ayudó a desbloquear toda la carga que llevaba en mi desde la infancia y en solo unos meses, me sentí completamente liberada y preparada para dar el paso.

Tania es una gran profesional. Es increíble que con solo unas pocas sesiones, puede dar unos resultados inimaginables . Muchas gracias Tania

Yingchun H. C., Maestra emocional

Cuando empecé la terapia con Tania me asomaba a la vida con la puerta entreabierta. Tenía muchos miedos e inseguridades. Llorar era casi una rutina diaria. ¡Hasta me veia fea! Ahora, no solamente tengo la puerta abierta de par en par, ¡he descubierto que hay además ventanas!. Es  como, si de repente, tuviera a mi alcance todas las posibilidades para hacer todo lo que yo quisiera. Y lo que más me ha gustado en todo este proceso, en todo este camino es que, además de trabajar duro, me he sentido muy acompañada y arropada. Creo que Tania debería añadir a su profesión de psicóloga, la de curandera de almas, chamán, maga…o cualquier otra cosa que aún esté por inventar porque si hay algo que le caracteriza es ser diferente, especial…gracias por ayudarme en este cambio.

María Luz V, Maestra emocional

Impresionante, me quedo sin palabras cuando trato de describirte… Me gustaría encontrar sólo un adjetivo para describir lo maravillosa que eres, pero no existe, no se ha inventado una palabra que defina a una mujer como tu, tan fascinante, interesante, delicada, encantadora…, que pone el alma en cada cosa que hace, que deslumbra con su mirada, con su amplia sonrisa, que se desnuda con cada uno de sus “maestros emocionales”, dando  todo. Con esa dulzura que te caracteriza, con un interés increíble en ayudar a las personas que te rodean y una capacidad de escuchar y de transmitir emociones que nunca había tenido el placer de sentir.

Gracias Tania por acompañarme en un momento muy difícil de mi vida. Por preocuparte, por interesarte, por tu apoyo, por consolarme, por mostrarme el camino hacia la realización personal y profesional. Gracias a ti he aprendido a quererme, aceptarme, a tener otro concepto de las personas y de las cosas que nos rodean.
He sacado cada recuerdo de mi interior, juntas lo hemos desempolvado, pulido y guardado organizando antiguas creencias cuyo único papel es frenar decisiones, alimentar miedos…
Eres una experta en el mundo de las emociones. Recuerdo las técnicas que aplicabas conmigo para conseguir relajación, para el paliar el dolor y las lágrimas del corazón. 
¿Te acuerdas cuando me decías?” El amor no duele.” ¡Qué forma tan delicada de hacerme ver la realidad! Sin prisa pero sin perder un instante porque cada uno tiene un ritmo y necesita su tiempo…
Deseo que muchas personas que necesitan ayuda, que se sienten tristes, frustradas o simplemente no se han atrevido a dar un paso en su vida, tengan la oportunidad de conocerte y realizarse. Eres como un ángel que cuando toca a cada uno de los que tiene alrededor, ilumina su camino. Ya nada volverá a ser como antes. Como antes de conocerte. Marcas un antes y un después en la historia de las personas.
Muchas gracias Tania. Eres maravillosa como persona, como psicóloga, como presentadora!! Se que siempre estás ahí.
Beatriz, Maestra emocional

Tania confía en ti, cuando ni tu misma lo haces, como cuando una mariposa torpe y desorientada, te estrellas contra el cristal de tu propio miedo. Ella está ahí dispuesta a ayudarte, a enseñarte a valorar la vida, dispuesta a que todo tu caos interior se vaya recomponiendo aunque no se lo pongas nada fácil. Capaz de soportar silencios como nadie y a través de ellos, saber lo que te está pasando. Sus abrazos reconfortan y llenan el alma. Simplemente intenta convertir tu camino de piedras en un camino de notas musicales. Tania, es un bello acorde en esta particular melodía que es la vida.

Lorena, 27 años, Maestra emocional

Tania es una profesional de corazón. Te muestra tranquilidad y seguridad. Las técnicas que ha utilizado en las sesiones me han ayudado mucho. Gracias a ella veo ahora la vida desde otra perspectiva.

Nuria, Maestra emocional

He estado durante mi adolescencia psicólogo tras psicólogo, y siempre me rendía porque veía que no me hacía efecto alguno, hasta que me recomendaron tener una cita con Tania. Jamás pensé que me iba a servir tanto, desde la primera sesión me quede asombrada, abarca muchísimos campos de la psicología de los cuales son todos útiles. Entrar a la consulta con un estado de ánimo negativo y salir con otro completamente opuesto es algo mavarilloso, te cambia la vida. Gracias Tania.

Beatriz, 25 años,, Maestra emocional

Al principio tantas pegas para conocerla y al final no podía despegarme de ella, es una gran parte de mi vida que volvería a repetir sin duda alguna.  Tania, tiene el don de aliviarte con tan solo unos minutos y de dejarte con ganas de más. todas las cualidades se quedan pequeñas para definirla. solamente me queda decir que es un claro ejemplo a seguir.

Sara, 19 años, Maestra emocional

Tania, te estoy muy agradecida por tu cercanía hacía mi y por cómo te involucraste en mi problema. Con tu ayuda la losa que llevaba arrastrando quince años, desapareció por completo en una sola sesión. Solo tengo palabras de agradecimiento para ti. Siempre tendrás un huequito en mi corazón por tu forma de comportarte conmigo. Eres una gran persona. Gracias por ser tan humana.

Pepa, Maestra emocional

Tania es una gran persona, solidaria y muy humana. No establece una línea entre su profesión y su día a día. Siempre dispuesta a “aliviar el sufrimiento” como ella dice siempre desde el corazón. Cuando la conoces crees que ya lo hacías desde hace tiempo, tal es su cercanía. Su mirada acaricia tu corazón y saca lo mejor de ti. Es muy enriquecedor y me siento muy afortunada y agradecida.

Esther, 44 años, Maestra emocional

Una cosa es asistir a una consulta psicológica y otra es Tania. Su actitud tan humana, cercana y abierta ya ayudan de por si. Como psicóloga, como coach, pero sobre todo como la gran persona que es, sin dejar su profesionalidad a un lado, garantizan que haya hecho de su profesión un arte. Para mi es un 10, pues no todos los profesionales se atreven a ir donde y como haga falta para conseguir resultados, utilizando todos los recursos necesarios para ello.  Gracias por todo!

Carmen, Maestra emocional

Tania Evans es una máxima y maravillosa representación del caos femenino: hermosa, sensible y tremendamente intuitiva. Una persona que está siempre en las vidas de quien la necesitan. Madre, amante, amiga… Es de las que dan sin pedir nada a cambio…. Si la llamas, se acerca y camina a tu lado… Si la dejas, Tania vuela…

Sofía, 37 años, Maestra emocional

Nada pasa por casualidad… y dura realidad solo hay una…. Pero tranquila…. Yo estoy aquí. Mi voz joven parece que vivió cien años de experiencia… conmigo aprenderás a tener la libertad de elegir ser feliz…. pues calmar y eliminar el dolor es posible. Práctica, sincera, directa y enamorada de su trabajo.

Natalia Nuñez, Maestra emocional

Tania Evans es una persona que sabe llegar a las personas por su forma de ser, dulce abierta a muchas maneras de ver las cosas, con ganas de seguir aprendiendo porque se nota que le encanta lo que hace.

Diana I, 32 años, Maestra emocional

Tania Evans es una de esas personas maravillosas que siempre quieres tener a tu lado, por su bondad y amistad.

Nieves, 45 años, Maestra emocional

Tania es amor, entrega, amiga, comprensión, profesional incalculable, querida por todos, fantástico ser humano, brujita de muchos, princesa de todos.

Sandra Sánchez, 25 años, Maestra emocional

Si necesitas a una persona sincera, resolutiva, dinámica e intuitiva, llama a Tania que es la caña.

Maria José, Maestra emocional

Sonrisa infinitamente contagiosa. Mente hambrienta, innovadora, nunca indiferente. Actitud simplemente sorprendente. Abrazo añorable de tan cálido. Protectora, referente, orientación. Y con todo, siempre viva en emociones. 20 palabras se quedan cortas.

Ana Foz, 37 años, Maestra emocional