Loading...

Programa de Intervención en Fertilidad

Programa de Intervención en Fertilidad2019-02-17T23:15:55+00:00

Definición de tiempo: dejar que la realidad te hiera y desde la carne,

viva, beberte en unos ojos nuevos que cautericen la sal.

©Tania Evans, (Corazones llenos de tiempo)

CUERPO Y MENTE

NO CAMINAN SEPARADOS

Hoy en día, la dificultad para ser madres y padres, casi se ha asimilado como normal y esperable. Cada vez son más las personas que, cuando deciden crear una nueva vida, encuentran que esto no es posible de manera natural. Que algo no funciona bien y que habrán de recorrer otros caminos en la búsqueda de ese nuevo ser tan anhelado.

Muchas se pierden en el periplo que ello conlleva. La impotencia y desesperanza van generando un estado de ánimo que puede llevar a sumar dificultad al proceso en si mismo y en muchos casos, si es una búsqueda en pareja, a una ruptura de ésta.

La mayoría de las personas se han familiarizado con el término “psicosomático” al ser utilizado por muchos profesionales de la medicina cuando no encuentran una respuesta física evidente ante un determinado fenómeno. De entrada, la misma palabra hace una separación afirmando que el cuerpo es influido por la mente. Y esto no es exactamente así.

Cuerpo y mente no caminan separados.

Somos un ser completo donde ambos conceptos están unidos y son indisolubles, influyéndose mutua y constantemente.

Nuestro aparato digestivo contiene las mismas neuronas que un mamífero pequeño. Es el encargado de fabricar el 95 % de la serotonina que necesitamos para sentirnos con energía y plenos en nuestra vida. Todo nuestro cuerpo tiene terminaciones nerviosas. Nuestros pensamientos se ven afectados por lo que comemos o no comemos, por lo que vemos y escuchamos, por lo mucho o poco que dormimos incluso, influye a que horas lo hacemos y, en definitiva, por todo lo que VIVIMOS al igual que el conjunto de nuestro organismo físico.

La visión de la salud no puede obviar esta sabiduría ancestral que la Medicina Tradicional China y el Ayurveda tienen presente desde hace 6.000 años y que, hoy en día, la medicina occidental esta confirmando vía experimentos científicos que los antiguos sabios, conectados a la naturaleza, no necesitaron.

Y esta sabiduría médica sumada a todo lo que la investigación científica nos está aportando en la actualidad, son la esencia del trabajo que realizamos en consulta para acompañar a quien desea iniciar el camino de traer al mundo una hermosa y nueva vida.

¿POR QUÉ

A MÍ?

Algunos de los problemas que pueden surgir en este proceso pueden estar muy identificados y tener un diagnóstico médico bien definido. Como pueden ser: miomas, endometriosis, síndrome del ovario poliquístico, baja calidad de óvulos o del esperma, entre otros.

Otras veces, no se ha podido dar un diagnóstico médico claro. Todo está aparentemente bien pero no se produce el embarazo.

En todo caso, además de aparecer mil preguntas, las emociones comienzan a desbordarnos: miedos, inseguridad, frustración, impotencia y un conjunto de emociones que se van sumando a medida que avanza el proceso, influyendo negativamente en el mismo.

Laura y yo, llevamos años desarrollando este programa que combina las distintas disciplinas a las que pertenecemos, junto a todo el conocimiento y experiencia acumulados a lo largo de nuestra trayectoria profesional con el objetivo de acompañaros en estos momentos que sabemos son duros y donde muchas veces, las personas involucradas, se sienten incomprendidas.

Su alrededor no termina de entender que no puedan ver más allá del proceso, que nada llene ese vacío, que la alegría se haya esfumado y se haya instalado la amargura. Y esto sucede, porque

La maternidad y paternidad,

tal y como la entendíamos hasta ahora,

ya no existe.

Muchas mujeres se encuentran cuestionadas cuando quieren ser madres. Algunas de ellas se ven en la tesitura de tener que elegir entre su desarrollo profesional o la familia que quieren crear. Y van dejando pasar el tiempo viviendo en un mar de dudas que les va robando, poco a poco, la alegría. Con los años, nuestro cuerpo, dado todos los estresores emocionales, alimenticios y ambientales a los que le hemos sometido, no funciona igual y cuando por fin toman la decisión, se encuentran con obstáculos que parecen insalvables. Otras han tenido problemas de salud a lo largo de la vida y ya venían con la “etiqueta médica” que les anticipaba dificultades para quedarse embarazadas.

La edad de los padres a la hora de asumir la paternidad, también ha aumentado. Los hombres, también se ven expuestos a los mismos estresores que dañan su salud y por supuesto, les afecta todo lo que junto a su pareja, están viviendo.

PSICOSTEOPATÍA

SINTERGÍA

Laura Mas y Tania Evans

Cuando, tras intentarlo de forma natural, descubrís que algo no va bien comienza para much@s un periplo que torna la maternidad y paternidad en una especie utopía.

Desde nuestra consulta os ofrecemos un conjunto de técnicas y herramientas para acompañaros en este camino, aliviando y reparando lo necesario para que dejéis de sentiros en un túnel oscuro y frío, podáis avanzar, conseguir lo que tanto deseáis y volver a ver y VIVIR la vida en colores.

×
¡Hola! Puedes conectar conmigo a través de WhatsApp y vemos cómo te puedo ayudar.